Sin apenas darnos cuenta ya han pasado casi tres meses desde que Barney llegó a casa. Este tiempo ha sido para ambos un periodo educativo constante durante el que sobre todo hemos aprendido a entendernos. Recordando aquellos primeros días en los que me sorprendía al descubrir cuántas veces era capaz de decir “no” por segundo no puedo evitar esbozar una sonrisa. Ahora apenas necesito corregir a Barney quien ya sabe perfectamente qué se puede y qué no se puede hacer. Mis negativas se han convertido poco a poco en felicitaciones y no cabe duda de que esta situación nos hace a los dos estar mucho más tranquilos.
 

Para llegar hasta aquí los dos hemos tenido que poner de nuestra parte. Él se ha esforzado mucho en comprender qué quería decirle según mi tono de voz y mis gestos. Era curioso verlo zarandear su cola levemente mientras permanecía sentando enfrente de mi, con la cabeza inclinada y las orejas levantadas.  A mi tampoco me resultó fácil entenderlo pero con un poco de paciencia y mucha atención, tal y como te contaba en otro post, llegué a identificar el significado de sus ruiditos y de sus movimientos. En esta entrada quiero hablarte un poco de ese lenguaje corporal el cual bien interpretado da muchas pistas sobre las necesidades y el estado de ánimo de nuestro cachorro.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención es descubrir cómo mi Shar Pei se hace entender a través del movimiento de su cola. Antes de convivir con Barney pensaba que un perro movía el rabo cuando estaba contento y punto pero después de tres meses observando a mi cachorro me he dado cuenta de que según la intensidad con la que la zarandea transmite distintos mensajes. Por ejemplo, cuando llego a casa me recibe moviendo el rabo mucho más suavemente que si alguien le dora la píldora por la calle. Esto me ha hecho pensar que cuando saluda agitando sutilmente su cola únicamente da la bienvenida mientras que cuando lo hace de forma más enérgica quiere decir algo así como “¡Qué majo eres!” Es también muy frecuente que menee el rabo cuando está atento. Se sienta frente a mi y mueve su colita con movimientos amplios y lentos como diciendo “Te estoy escuchando”

Pero si de algún modo mi Shar Pei se hace entender es con su carita que, incluso arrugada, es el espejo del alma. Transmite infinidad de mensajes a través de sus ojos, sus orejas y su boca. Cuando por ejemplo hace una trastada me mira fijamente, me desafía. Si le riño aparta su mirada y recula cómo diciendo “Vale, vale, no lo volveré a hacer” Otro sentimiento que expresa con sus gestos es el cariño y no sólo a base de lametazos (espero que las babas de Shar Pei tengan propiedades hidratantes) sino que también se deja querer apoyando su cabezón sobre mis rodillas, con las orejas gachas y los ojos cerrados. Es muy curioso escucharlo ronronear cómo un gato. También me hace mucha gracia que cuando pide algo, generalmente parpadea cómo diciendo “Me lo merezco, soy un buen chico”.

Fijarme en la postura y en los gestos de mi cachorro también me ha ayudado mucho a entenderlo mejor. Por ejemplo, me he dado cuenta de que cuando atiende suele sentarse zarandeando el rabo pero que si además mueve la patita cómo dando zarpazos al aire quiere decir algo así cómo “Quiero un premio ¿Qué tengo qué hacer para conseguirlo?” Cuando quiere jugar me persigue dando saltitos por toda la casa. Si accedo a su invitación se echa al suelo panza arriba y se retoza dando vueltas sobre si mismo. No obstante, cuando no quiere jugar me lo deja muy claro dándome la espalda. A través de su pose también expresa un estado de alerta. Cuando aprecia un peligro se yergue todo lo que le dan los músculos con la cabeza y las orejas altas. Parece que se esté exhibiendo en una exposición canina.

He de decir que con su cuerpo Barney también lanza mensajes mucho menos sutiles y es que de un tiempo a esta parte cuando se excita mucho jugando con otros perros, pues… Cómo lo diría yo… Vamos, que se empalma y punto. La primera vez que lo vi casi me da un yuyu.

12 Comentarios

  1. Almudena e de decir que te expresas de escandalo,pareces periodista jajaja,yo quiero decir que mi budy para hacer sus necesidades siempre tiene el pintalabios fuera,la verdad es que siempre he tenido perros y no habia reparado nunca en eso,me encanta todo lo que cuentas,yo quiero poner fotos por aqui pero no se como en mi perfil de facebook si tengo de el.

  2. Sandra, gracias por el cumplido!!

    Estoy impaciente por conocer a Budy!!!

    Como aquí sólo puedo añadir fotos yo tendrás que publicarla en la página “Mi Shar Pei” que hay en Facebook y desde ahí te la subiré a una entrada nueva. Si tienes dudas sobre cómo hacerlo no dudes en decírmelo. B7s

  3. Almudena, hoy buscando información sobre sha peis he dado a parar con tu blog y me ha encantado!

    Yo tengo a Nuk, un shar pei de 3 meses y es un amor! Ahora en Facebook te colgaré una foto para que le conozcas. Geniales tus vivencias y consejos! Saludos!

  4. Lydia, muchas gracias. Me hace un montón de ilusión saber que mi experiencia puede resultarle útil a otros amantes de la raza. Espero impaciente conocer a Nuk. Un abraszo a los dos

  5. Hola que contenta estoy de encontrar este blog tengo un shar pei de 3 meses lo tenemos en casa hace 1 mes, es un amor ha aprendido rapidamente las cosas aunque bueno a veces hace pis por la casa jajjajaja, gracias por compartir tus vivencias estan geniales, escribes muy bien y se ve que adoras a tu perrito.

  6. Almudena, tengo una shar pei de 2 meses y buscando como educarlos encontre tu blog. Me encanto y me rio mucho de tus anecdotas. Les leo a mi esposo y a mis hijos para que eduquemos a Luna entre todos. Recien hace una semana que esta en casa pero ya esta entendiendo quien entra y sale primero cuando se abre la puerta. La verdad es que me estas enseñando muchisimo con tu blog. Muchas gracias y seguire siguiendote. Te voy a mandar fotos de Luna por Facebook

  7. Hola, tngo una shar pei de un mes y medio y desd hace unos dias ak esta SUPER MORDELONA yo entiendo q es para jugar pero he tratado de todo para q no muerda mis manos y mis pies, le he dicho q no, chillo como si fuera otro perrito, le sustitullo mi mano o pie x sus juguetes y nada funciona, ya sus dientes estan filosos y me lastima, no se que hacer

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here