Cuando Barney llegó a casa le puse unos papeles de periódico en la galería para que hiciese ahí sus cositas si no llegábamos a tiempo a la calle. Fue muy fácil enseñarlo a hacerlo en ese lugar, me bastó con empapar una hoja en un pipí que se había hecho en el comedor para que entendiera para siempre que ese era el sitio dónde debía hacerlo cuando le entraran ganas dentro de casa. Me pareció estupendo que lo hubiera entendido tan rápido pero no tardé mucho en darme cuenta que al inculcarle esa costumbre había cometido un error.

 

Creo que habituarle a esto fue malo para los dos. Él no se molestaba en aguantarse las ganas de hacer sus necesidades hasta el momento del paseo pues entendía que estaba igual de bien hacerlas en la calle que sobre el papel de periódico. Reconozco que probablemente yo también me relajé y sabiendo que no se iba a orinar en ningún otro lugar de la casa no lo saqué tantas veces al día como él necesitaba para aprender a hacerlo siempre en la calle.

Cierto día se me iluminó la bombilla y pensé “¡Dios mío! Y cuándo mee con la pata levantada… ¿Qué?” Así que empecé a tramar un plan de reeducación. Lo primero que hice fue quitar el papel de periódico y comencé a controlar muy mucho cuándo solía hacer pipí. Enseguida me di cuenta de que normalmente le entraban las ganas siempre a las mismas horas, especialmente después de comer, de beber, al despertarse y antes de acostarse por la noche. Teniendo esto en cuenta, aumenté el número de salidas a la calle procurando realizarlas durante estos momentos clave del día. No se trataba de paseos muy largos, sólo breves escapadas en las que le dejaba olfatear un poco hasta encontrar el sitio ideal para hacerlo. Cuando le colocaba el arnés antes de salir le decía “Pipí” en lugar de “A la calle” que es el concepto con lo que él relaciona los paseos de recreo.

Al principio fue un poco complicado acostumbrarlo a dejar de hacerlo en la galería. Más de una vez me lo he encontrado in fraganti ahí y lo he tenido que arrastrar hasta la calle para que terminara de hacerlo en el lugar correcto pero con un poco de paciencia y un montón de entusiasmo a la hora de celebrar sus logros hemos conseguido hacernos a esta nueva dinámica.

Con esta entrada quiero mandar un mensaje de aliento para todo aquel que, como yo, haya cometido el error de enseñarle a hacer pipí a su cachorro en cualquier otro lugar que no sea la calle. Nuestros Peis son muy listos y siempre están dispuestos a volver a aprender.

5 Comentarios

  1. A mi esto me plantea un problema ya que nuestro Pei está solo de lunes a jueves de 8:00 a 18:30 ya que trabajamos los dos por lo que le tenemos puesto un empapador y siempre hace pipi ahí cuando le entran ganas. Las cacas se las aguanta y las hace en la calle en su salida por la mañana y en la de la tarde/noche. La verdad es que no hab`´ia pensado en cuando empiece a levantar la pata (menudo desastre) y no tenemos muy claro a que edad deberíamos quitarle el empapador. Ahora solo tiene 3 meses y medio y pensamos que seguro que no aguanta todo el día sin hacer pipi ya que bebe mucha agua y es muy pequeño aún. ¿A que edad creéis que podría empezar a aguantarse?

    Un saludo,
    Raúl.

  2. Ohhhhhh!! Tres meses y medio?? Pero si es un bebé todavía! A partir de los 6 meses notarás que aguanta mucho mejor, no te preocupes. Hasta entonces puedes aprovechar los fines de semana para practicar lo que cuento en el post. Ya me contarás cómo te va…
    Ah! Y tranquilo porque, aunque cada perro es un mundo, normalmente no empiezan a levantar la pata hasta el año más o menos. Teneis tiempo más que suficiente para ir perfeccionando la técnica.
    Un abrazo

  3. Acabo de adquirir un shar pei hembra, ha resultado ser muy inteligente apenas va a cumplir 2 meses, uso el periodico porque no estoy en todo el dia en casa, pero la saco de mañana antes de ir a trabajar y al regresar del trabajo, resulta que ella espera a que yo llegue para hacer pupu en la calle, pero si usa el periodico para pipi, no creo que un animalito pueda esperar tantas horas para ir afuera a hacer sus necesidades, asi que pienso que el periodico es de mucha ayuda, he notado que tienen caracter asi que me impongo ante ella y me ha resultado, solo hacerle saber que yo mando y obedece muy bien, aun no he visto que muerda al contrario es muy cariñosa, pero estare pendiente de los cambios, por cierto aprendio hacer pipi en el periodico en solo un dia.

  4. mi pequeña se come todo lo que sea papel así q no me ha resultado enseñarle con diarios o pañales de perro, también sufro con enseñarla a no morder me tiene llena de heridas, necesito consejos urgentes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here