Esta mañana, Barney ha hecho en el parque muy buenas migas con una Yorkshire la cual iba ataviada con un chubasquero rosa y un lacito en la cabeza. Mientras los dos disfrutaban revolcándose por el cesped, su dueña y yo manteníamos una efímera charla acerca de nuestras mascotas. Ella se lamentaba de lo que se estaba ensuciando su perrita y me explicaba el ritual de belleza al que iba a someterla cuando llegaran a casa. Yo escuchaba perpleja: Champú, acondicionador, mascarilla, spray antienredos, perfume… Estoy segura de que esa Yorkshire usa más cosméticos a la semana de los que puedo llegar a utilizar yo en tres meses. Cuando creía que no podía sorprenderme más, la muchacha ha pronunciado una frase que me ha dejado atónita. Cito textualmente “Es que no sé que hacer ya para quitarle el olor a perro” ¿Y a qué quieres que huela un perro? ¿A pétalos de rosas? Personalmente pienso que quizás esa chica debería haberse hecho con un rosal en lugar de con un cachorro…

Está claro que los perros necesitan mantener una higiene adecuada pero, en mi modesta opinión, el exceso es tan perjudicial como el defecto. Unos cuidados desmesurados a la larga pueden resultar dañinos. No podemos olvidar que los perros cuentan con un sistema inmune que los defiende frente a las agresiones externas.  Si sobreprotegemos a nuestro perro ante los mismos factores con un empleo excesivo de productos artificiales, estas defensas terminan atontándose favoreciendo así la aparición de alergias. Los Shar Peis poseen además una grasa en su manto que los protege frente a la picadura de insectos como pulgas y garrapatas Con el baño, pierden esta capa protectora pudiendo tardar hasta dos meses en recuperarla por lo que no es aconsejable bañarlos más de dos veces al año.

No quiero decir con esto, ni mucho menos, que tengamos que tener a nuestro perro acumulando porquería durante seis meses. Con lo que a Barney le encanta revolcarse sobre la tierra y la hierba me tendría la casa perdida si no lo lavara con frecuencia. Para mantenerlo aseado, todos los días le paso por el cuerpo toallitas de bebé. Con esto consigo arrastrar la suciedad acumulada en su piel y en su pelaje sin eliminar esa protección natural. Utilizo esas mismas toallitas para limpiarle los pliegues del morro inferior pues en esa zona se suelen acumular restos de comida. Durante nuestra rutina de higiene diaria, tal y como te contaba en otro post, también dedicamos unos minutos a la limpieza de sus ojos y sus oídos. Semanalmente limo sus uñas para evitar que se haga daño cundo se rasca y cepillo su pelo con una manopla de látex.  Con estos sencillos cuidados, Barney luce la mar de guapo.

Respecto al baño, nosotros le dimos uno cuando llegó a casa aconsejados por el veterinario. Pusimos especial esmero en que le resultara agradable ya que si el cachorro recuerda esta primera experiencia como un momento placentero colabora mucho más en futuras ocasiones. Es importante que si lo lavas en la bañera cubras el suelo con una base antideslizante para que no se resbale y se asuste. Nosotros le dejamos además unos juguetes para que estuviera todavía más cómodo y a su manera, lo agradeció.  Para evitar otitis hay que procurar que no le entre agua en los oídos. Yo opté por no mojarle la cabeza pero si tú decides hacerlo no estaría de más que protegieras su conducto auditivo con unos tapones de algodón. Utiliza agua templada y un champú con Ph 7. Después de dejar actuar el champú durante unos cinco minutos aclárale muy bien con abundante agua. Seca su pelaje con una toalla y termina con el secador. Hay que tener especial cuidado en que no quede humedad entre los pliegues de su piel para evitar la aparición de hongos.

Para terminar se le puede pulverizar un poco de colonia pero no te eches las manos a la cabeza cuando saques a tu Shar Pei recién bañado y perfumado a dar una vuelta y lo veas correr hacia la primer montón de polvo que vea para revolcarse en él. Ten presente que a tu perro le gusta oler a perro y que hará todo lo posible para quitarse de encima el aroma a flores blancas.

3 Comentarios

  1. Muchas gracias por todos tus posts.

    Mi primer Shar Pei tiene 15 días y lo tendré hasta mediados de Mayo en el criadero para que esté con su familia, así que me está resultando muy útil ir leyendo todo lo que pones para ir preparándome! =)

  2. Hola , que lindo blog , educativo y super entretenido. Quien no se enamora de Barney. Quería preguntarte que tipo de Lima usas para las uñas. Mi PLuto tiene dos meses y cuando el veterinario le corta las uñas sangra mucho

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here