Desde que Barney forma parte de nuestra familia varias personas nos han  dicho  que se parece a mi marido. Juzga tú mismo…
Me resultó muy curioso que tanta gente coincidiera en esto y decidí indagar un poco en este tema. Pues bien, chafardeando un poco en Internet me topé con un artículo que afirmaba que la Universidad de California realizó un estudio para comprobar si efectivamente los perros y sus dueños se parecen. La investigación consistía en lo siguiente: Fotografiaron por separado a un montón de perros y a sus dueños e incluyeron a esta muestra fotos de otros perros para hacerlo más difícil todavía. Las fotos fueron entregadas a un grupo de jueces que emparejaron las fotografías de humanos y canes según la similitud de sus características físicas. Sorprendentemente, acertaron en la gran mayoría de los casos por lo que podemos decir que hay una base científica sobre la que apoyar el argumento de que los perros y sus amos se parecen.
Este estudio contempla únicamente las características físicas pero ¿no crees que a la hora de escoger una raza de perro u otra influye mucho el carácter de la misma? En mi caso, al menos, fue determinante. Por muy bonitos que me parecieran los Shar Peis nunca me hubiera decidido a compartir mi vida con uno de ellos si fuesen perros nerviosos o hiperactivos. Creo que igual que cuando uno escoge a un compañero de piso, a la hora de elegir un perro es muy importante decantarse por una raza cuyo carácter sea compatible con el nuestro, al fin y al cabo conviviremos con él durante varios años de nuestra vida.
En este sentido, creo que escoger un Shar Pei ha sido un acierto total pues Barney y yo somos tal para cual. Igual que yo él es muy curioso, cabezón, tranquilo y familiar. No le gustan los conflictos, si está jugando con otros perros y éstos empiezan a pelearse en lugar de entrar al trapo se da media vuelta y a otra cosa mariposa. Aunque se muestre extrovertido saludando a todo el mundo a la hora de la verdad no le gusta que la gente se tome con él más confianzas de la cuenta. Su cabeza no la toca nadie que no sean sus dueños. Desde luego somos 100% compatibles y auguro varios años de feliz convivencia.

4 Comentarios

  1. Hola Almudena!
    Que angelitos mas guapos tienes en casa!! Tal para cual…cuidadín que te dejan sin sitio en el sofá!… enhorabuena por tu blog,
    Besitos,
    Elisa.

  2. La mia es igual!! El ultimo parrafo que as escrito parece que estes describiendo a mi Pei!!

    “Aunque se muestre extrovertido saludando a todo el mundo a la hora de la verdad no le gusta que la gente se tome con él más confianzas de la cuenta. Su cabeza no la toca nadie que no sean sus dueños. Desde luego somos 100% compatibles y auguro varios años de feliz convivencia”

    Me has leido la mente jejej que bien 😉

    Un saludo,

    Nora.

  3. hola Almudena sabes tengo una curiosidad … barney tiene unas arrugas hermosas mi pekeño spyke tambien pero a mi me dijeron que esta raza siempre pierde sus arrruguitas con el pasar del tiempo … en realidad spyke es hermoso pero no quiero q pierda sus arruguitas q lo hacen ser el que le das a barney para que tenga esas arrugas por favor contestame ahh otra cosa… adoro tu blog y siempre lo leo y lo releo me parece muy divertido saludos… lorena

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here