Como ya te he contado en alguna ocasión, los paseos con Barney son una auténtica Odisea.

Le llama la atención a casi todo el mundo y nos van parando cada dos por tres.  La mayoría de la gente se dirige a él con frases del tipo “Que bonico”, “Que gracioso”, “Pero que cosita más mona”…

Tanto Barney como yo agradecemos mucho estas palabras, dulces y cariñosas dónde las haya, pero siendo francos tenemos que reconocer que, como piropos, son poco originales.

No obstante y para mi regocijo siempre hay gente ingeniosa que me sorprende con comentarios de lo más elocuentes.  En esta entrada quiero recopilar algunas de estas genialidades.  Prometo ir ampliándola según nos vayamos topando con otros eruditos.

  • Es un Bulldog muy majo (Señor con poca idea pero con mucha gracia)
  • Tienes que hacerle una foto con una pipa en la boca (Señor en bici)

 

  • ¿Cómo se llama? (Niña pija)
  • Barney (Yo)
  • ¡Ah! Pues yo le había puesto Moflos, (Niña pija)
  • Pues no (Yo)

 

  • ¡Ayyyyyyyy! ¡¡Un cerdito vietnamita!! (Señora emperifollada)

 

  • Ese perro tiene que ir con bozal, que es peligroso y muerde (Especialista en la materia)

 

  • Seguro que tú muerdes más (Mi marido)

 

  • ¿No tiene ojos? (Chica joven y aparentemente normal)

 

  • Mira ese perro, es feo, feo pero que muy feo (Señor “guapísimo”)

 

  • Oye, recoge la mierda de tu perro (Abuelo cascarrabias)
  • Disculpe caballero, pero esa caca no es de mi perro. (Yo)
  • ¡Será guarra la tía! (Abuelo cascarrabias)

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here