verruga Archivos - Mi Shar Pei

verruga

by -
6 551
“¡Ohhh! ¡Que monada!” Exclamaba esta mañana una chica al cruzarse con mi Shar Pei. Enternecida, se ha agachado para acariciarle. Barney todavía zarandeaba alegremente su rabo cuando un estremecedor chillido ha roto la dulzura del momento. “¡Arggg! ¡Que asco por Dios!” Barney, miraba a la joven extrañado ladeando la cabeza. Yo también observaba, sin entender nada, como huía despavorida calle abajo. Cuando la he perdido de vista, he mirado a Barney intentando encontrar en su arrugada carita el por qué de tal extraña actitud. Mi peludo compañero, me observaba con esa abierta sonrisa que siempre nos acompaña durante los paseos. Cuando he visto su enorme boca abierta de par en par, lo he entendido todo.


No os había contado que desde hace varios meses mi familia ya no se compone de dos humanos y un perro sino que ha aumentado con un miembro más. Ahora somos dos humanos, un perro y un papiloma enorme. Reconozco que este nuevo pariente es más bien feo y entiendo que a la chica le haya dado un poco de repelús conocerlo aunque sigo pensando que su reacción ha sido un tanto desmesurada. 

Los papilomas son tumores benignos que aparecen en la piel. Su aspecto es francamente desagradable. Se trata de una especie de granos grisáceos que se agrupan formando algo parecido a una coliflor. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo del perro pero lo más habitual es que se presenten en zonas húmedas y gelatinosas. Barney, por ejemplo, tiene el suyo en el labio inferior. Cuando tiene la boca cerrada no se ve pero cuando la abre….
Todo empezó con un par de granitos diminutos que poco a poco se fueron multiplicando y aumentando de tamaño hasta llegar alcanzar dimensiones inimaginables. Los papilomas no son perjudiciales para la salud aunque, dependiendo de dónde aparezcan, pueden resultar molestos. Con el de Barney tengo un problema. Resulta que cuando juega a lo bruto le suele terminar sangrando y pone perdidos a los otros perros. En una ocasión, una señora casi me pega porque pensaba que mi perro había desangrado al suyo.

Normalmente, los papilomas desaparecen solos pero si no es así pueden extirparse mediante una sencilla intervención quirúrgica. Para evitarle una anestesia, hemos decidido quitárselo el mismo día en el que le operen de entropión. Hace siglos que no me hago un chequeo médico y me estoy planteando hacerle dos operaciones de cirugía estética a mi perro… Sospecho que estoy perdiendo el juicio.