Cuidados Archivos - Mi Shar Pei

by -
3 672
Tras varios días con el tratamiento y las grapas la mejoría de Barney es evidente. ¡Qué ojazos! Como parece que ya todo ha vuelto a la normalidad retomaré un tema que tenía aparcado: Los remedios naturales.
En esta entrada te hablaré de una de las sustancias que, a mi entender, no puede faltar en casa: El aceite de árbol de te. Podemos conseguirlo a un precio muy asequible en cualquier herbolario o tienda de productos naturales. Gracias a sus múltiples propiedades resulta un remedio efectivo a la hora de tratar problemas muy diversos.

Esta sustancia puede utilizarse como repelente de insectos y parásitos. Para usarlo con este fin, una vez por semana tenemos que pulverizar levemente el manto de nuestro Shar Pei con unas cinco gotitas diluidas en medio litro de agua. Esta misma solución también se puede aplicar para combatir las infecciones cutáneas típicas de la raza como hongos y dermatitis.
El aceite del árbol de te tiene propiedades antiinflamatorias, desinfectantes y balsámicas por lo que sí nuestro perro ya ha sido atacado por un parásito también puede emplearse para aliviar las molestias de la picadura. Bastará con aplicar una gota del producto directamente sobre la zona afectada.
Gracias a sus cualidades, también podemos utilizar este producto para curar pequeñas heridas. Si tu perro presenta algún rasguño y no tienes un botiquín a mano, puedes aplicar una gota de este aceite sobre la herida para evitar la infección y favorecer la cicatrización de la herida.
Este producto también es muy efectivo para tratar la conjuntivitis. Para ello, deberemos diluir una par de gotas en agua tibia y lavar el ojo de nuestro Pei con un algodón empapado en esta solución. También podemos aliviar esta dolencia limpiando la zona con una infusión de manzanilla bien cargada.
Antes de cerrar el post me gustaría recalcar que, pese a sus múltiples propiedades, el aceite de árbol de te no es la panacea. Los remedios caseros pueden resultarnos muy útiles en un momento de urgencia pero en ningún caso deben sustituir al tratamiento veterinario.