Los juguetes favoritos de mi cachorro

by -
2 311

Un par de días tomando el antiinflamatorio han sido más que suficientes para que la cojera de Barney desaparezca. No obstante, seguimos con el tratamiento y manteniendo el reposo que la veterinaria nos recomendó guardar durante 72 horas. Mi cachorro está ya que se sube por las paredes. Echa de menos su parque. Todos los días damos largos paseos pero no son tan divertidos como revolcarse por la hierba con sus congéneres. Ante estas circunstancias, no le queda otra que exprimir los juguetes que tiene en casa, mostrando claramente, cuáles son sus preferidos.

A parte del peluche de la foto, que es sin  lugar a dudas su debilidad, con lo que más se divierte es con las pelotas.  Las empuja con la cabeza y sale corriendo a por ellas. Les da un par de zarpazos, más felinos que caninos y vuelta a empezar. Como es un poco torpe, hay veces que se las ve y se las desea hasta encontrarlas. Me parece un ejercicio muy adecuado para estimular su agilidad y su espíritu rastreador aunque hay que ser cauteloso a la hora de escogerlas procurando que sean lo suficientemente grandes como para que nuestro Shar Pei no se las trague accidentalmente.

 

También le gusta mucho mordisquear huesos de cuero. No sé qué sabor tendrán pero a él le encantan. Disfruta masticándolos cuando se reblandecen y siempre anda con un trozo en la boca. Es muy gracioso verlo porque parece que esté mascando chicle. Además de divertido, este juguete es muy recomendable por otros motivos. Como ya te contaba en un post anterior, Barney está ahora en pleno cambio de dentición y jugar con estos huesos le ayuda a aflojar los dientes y calma el dolor de sus encías. A parte de esto, la composición incluye flúor por lo que son un complemento perfecto para mantener una higiene bucal adecuada.

Otro de los juguetes favoritos de Barney son los elaborados con cuerdas. Le gusta estirar de ellas por un extremo mientras nosotros las sostenemos del otro. He escuchado que este ejercicio no es muy aconsejaable porque potencia la agresividad pero, francamente, no creo que sea el caso de mi cachorro ya que de vez en cuando cesa de estirar para lamerme la mano.

Barney tiene también juguetes educativos tipo Kong. Para quiénes no los conozcais estos juguetes se diferencian de otros porque dentro de ellos se guardan golosinas para el perro. Son recomendadísimos por criadores y veterinarios pues que se supone que despiertan el ingenio y estimulan la inteligencia del perro. Bueno, pues tengo que decir que Barney pasa olímpicamente de ellos. ¡Qué le vamos a hacer! Al fin y al cabo cuando yo era pequeña también prefería jugar a peleas con mis primos que hacer construcciones con bloques de plástico.

SIMILAR ARTICLES

9 522

3 388

2 COMMENTS

  1. A mi perro le pasa lo mismo con los Kong. Al menos con el modelo que le compre yo, no le hace ni caso y prefiere jugar con su cuerda o su peluche y alguna vez con su pelota pero lo que mas le gusta con diferencia es su hueso de piel prensada. Lo malo del hueso es que se lo tengo que sujetar yo en alto porque si no no lo agarra bien… es vago hasta para morderlo, pero si se lo sujeto se puede tirar 2 horas mordiéndolo sin parar. Otro de sus juguetes favoritos son nuestros tobillos, y aunque no se lo consentimos el lo sigue intentando… ¡lo que soportamos por nuestros bichos!! si es que son tan majos…

    Salu2.
    Raúl.

  2. Jajaja! Que fiera!! Barney, si me ve agachada me estira de la coleta en cuanto me descuido.

    Por cierto, él jugaba igual con el hueso cuando era más pequeño. Ya verás como en un par de meses se maneja a las mil maravillas el solito.

    Me alegra leerte Raúl. Un saludo

Leave a Reply