Los accidentes ocurren. Remedio casero contra las quemaduras

by -
2 173
El otro día me llevé un disgusto terrible. Mientras preparaba una fideua, Barney me acompañaba como siempre en la cocina. Cuando me dispuse a echar el caldo, que estaba hirviendo, al sofrito perdí la fuerza en un brazo. El puchero se zarandeó cayendo parte de su contenido sobre el hocico de mi cachorro. Desde que tengo a Barney esta ha sido, con diferencia, la peor experiencia que he vivido junto a él.


Me sentí súper culpable y reaccioné de la peor manera que uno puede hacerlo en estos casos: Perdiendo la calma. Ante una situación como esta conviene actuar con rapidez y lamentarse es una pérdida de tiempo.

Pasado el periodo de histeria inicial, tomé aire y me dije “Los accidentes ocurren. ¿Qué puedo hacer ahora para aliviarlo?”. A partir de ese momento todo fue mucho mejor. Lo primero que hice fue empapar su hocico con agua bien fresquita. Después, partí una hoja de Aloe Vera y unté su savia sobre las quemaduras. Esta cura casera resultó la mar de efectiva. La herida ni se ha infectado, ni han salido bambollas, ni nada de nada. De hecho, cuando al día siguiente fui al veterinario, me dijo que había actuado muy bien por lo que te recomiendo hacer lo mismo si alguna vez te ves en una tesitura parecida.

Hay muchas plantas cuyas propiedades nos pueden ayudar a tratar distintas dolencias en nuestros Shar Peis. Estos tratamientos naturales resultan muy útiles, económicos y además no tienen efectos secundarios. Considero que es interesante conocerlos porque en un momento de urgencia nos pueden sacar de un apuro. En la próxima entrada te hablaré de otras plantas con propiedades curativas. Seguro que le sacas gran partido a tu próxima visita a la floristería. De momento apunta el Aloe Vera a la lista de la compra.





SIMILAR ARTICLES

9 738

3 518

2 COMMENTS

  1. Si, yo siempre la tengo en casa y la uso mucho para mi acuario ya que ayuda a cicatrizar las pequeñas heridas en los peces.
    El otro día estuvimos en Calpe con nuestro pei y en el viaje de Madrid a Calpe, Horus se nos quemo un poco el hocico por el sol que le daba por la ventanilla. Nos dimos cuenta al llegar a Calpe y usamos lo que teníamos a mano en ese momento que no fue otra cosa que crema de manos Nivea de toda la vida para hidratarle un poco la piel y la verdad que funcionó bien y al día siguiente ya se le había bajado la rojez. Nos dió una pena el pobre pero a el no parecio afectarle mucho… en fín. Para la próxima tendremos que tener mas cuidado y ya le hemos comprado parasoles para las ventanillas laterales…

    Salu2,
    Raúl.

Leave a Reply